Inicio Actualidad La Fundación Escuela Taller de Caldas Una herramienta para la paz

La Fundación Escuela Taller de Caldas Una herramienta para la paz

588
0
Compartir
Salamina -Caldas, se da el lujo de tener una de las siete Escuelas Taller de Colombia creadas e inspiradas como Herramientas de Paz en las líneas estratégicas definidas para la cultura en el marco del Plan Nacional de Desarrollo del Gobierno Nacional 2010-2014.

Estas entidades tienen como objetivos fundamentales el fortalecimiento de la apropiación social del patrimonio cultural; el fomento de los procesos de formación artística, de creación cultural y fortalecimiento de las industrias culturales; y el fortalecimiento de la gestión, identidad y divulgación de procesos culturales locales y regionales. Actualmente cuentan con Escuelas Taller los siguientes municipios: Mompox, Buenaventura, Tunja, Salamina, Bogotá, Barichara y Popayán.
La fundación Escuela Taller de Caldas con sede en Salamina, tiene como director a James Peña Garzón (en la foto) quien precisa que la misma nació en el año 2006 pero que fue en el 2010 cuando se transformo en fundación para convertirse no solo en una herramienta para la paz, sino también de grandes oportunidades para muchas mujeres cabeza de hogar y jóvenes en situación de vulnerabilidad como los reinsertados.
“Somos una fundación sin ánimo de lucro que brinda capacitación formal y técnica gratuita no solo para los salamineños sino todos los municipios del Paisaje Cultural Cafetero Colombiano”, sostiene Peña Garzón.
La actual sede de la entidad es una verdadera joya arquitectónica del municipio, pues data del año 1870 y ha logrado ser recuperada casi en un 70 por ciento gracias a un depurado trabajo de restauración.
En el lugar funciona el restaurante Sabores de Antaño, uno de las principales unidades de negocio de la Escuela Taller, gracias a la gran acogida que le han dado sus habitantes y visitantes, pues degustan allí a precios muy cómodos una variedad de platos que hacen parte de la cocina tradicional, platos típicos de Salamina y el menú ejecutivo del día.
Otra de las unidades de negocio y de formación de la Escuela Taller de Caldas, son la conservación de bienes tradicionales, turismo, redes eléctricas, cocina tradicional, paisajismo y próximamente en guías de turismo y producción agrícola sostenible. Todos los estudiantes son becados. La fundación se nutre de recursos provenientes del Ministerio de la Cultura, la Alcaldía de Salamina, la Gobernación de Caldas y personas y entidades particulares que hacen un aporte desinteresado.Salamina -Caldas, se da el lujo de tener una de las siete Escuelas Taller de Colombia creadas e inspiradas como Herramientas de Paz en las líneas estratégicas definidas para la cultura en el marco del Plan Nacional de Desarrollo del Gobierno Nacional 2010-2014.

Estas entidades tienen como objetivos fundamentales el fortalecimiento de la apropiación social del patrimonio cultural; el fomento de los procesos de formación artística, de creación cultural y fortalecimiento de las industrias culturales; y el fortalecimiento de la gestión, identidad y divulgación de procesos culturales locales y regionales. Actualmente cuentan con Escuelas Taller los siguientes municipios: Mompox, Buenaventura, Tunja, Salamina, Bogotá, Barichara y Popayán.
La fundación Escuela Taller de Caldas con sede en Salamina, tiene como director a James Peña Garzón (en la foto) quien precisa que la misma nació en el año 2006 pero que fue en el 2010 cuando se transformo en fundación para convertirse no solo en una herramienta para la paz, sino también de grandes oportunidades para muchas mujeres cabeza de hogar y jóvenes en situación de vulnerabilidad como los reinsertados.
“Somos una fundación sin ánimo de lucro que brinda capacitación formal y técnica gratuita no solo para los salamineños sino todos los municipios del Paisaje Cultural Cafetero Colombiano”, sostiene Peña Garzón.
La actual sede de la entidad es una verdadera joya arquitectónica del municipio, pues data del año 1870 y ha logrado ser recuperada casi en un 70 por ciento gracias a un depurado trabajo de restauración.
En el lugar funciona el restaurante Sabores de Antaño, uno de las principales unidades de negocio de la Escuela Taller, gracias a la gran acogida que le han dado sus habitantes y visitantes, pues degustan allí a precios muy cómodos una variedad de platos que hacen parte de la cocina tradicional, platos típicos de Salamina y el menú ejecutivo del día.
Otra de las unidades de negocio y de formación de la Escuela Taller de Caldas, son la conservación de bienes tradicionales, turismo, redes eléctricas, cocina tradicional, paisajismo y próximamente en guías de turismo y producción agrícola sostenible. Todos los estudiantes son becados. La fundación se nutre de recursos provenientes del Ministerio de la Cultura, la Alcaldía de Salamina, la Gobernación de Caldas y personas y entidades particulares que hacen un aporte desinteresado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here