Inicio Actualidad El carnaval de Riosucio, un evento único en el mundo

El carnaval de Riosucio, un evento único en el mundo

39
0
Compartir

Regresa este año con todo su esplendor y colorido para rendirle culto a un “Diablo” bueno, representado por la alegría y los buenos deseos de quienes lo viven y lo gozan.

 

“Quiero invitarlos para que sin ningún tipo de temor, celebremos el Carnaval de Riosucio” decía el pasado 10 de noviembre, en una de sus homilías el cura párroco de la Iglesia de las Mercedes. “Más que un evento orientado a rendirle culto a Satanás, como muchos equivocadamente piensan, se trata de un evento sano que busca la integración alegre y sana de nuestras comunidades y que hace parte de una tradición cultural, como las que tienen la mayoría de los pueblos del planeta”, insistía el religioso al prácticamente dejar sin fundamento esa especie de “mito” con el que muchos han querido enlodar la buena imagen de este certamen que en año impar, se realiza cada dos años en esta localidad del occidente del caldense.
Según los organizadores se trata de la fiesta más larga, tal vez, del mundo, pues se inicia en julio con el decreto de instalación de la República del Carnaval y culmina en enero, cuando la fiesta llega a su fin con el “Testamento”, despedida del jolgorio que se hace con el Entierro del Calabozo y la Quema del Diablo, dando fin al embrujo del “guarapo” o chicha fuerte de caña y aceptando el final del reinado del Diablo… hasta el próximo Carnaval.
Los decretos, el convite, la entrada del diablo, las cuadrillas, el testamento son una sucesión de eventos que hacen del Carnaval una experiencia única para los sentidos, un encuentro de ríos de gente que se unen en el goce de una manifestación cultural altamente estética.

EL ORIGEN DEL CARNAVAL.

Según los expertos, se trata de una fiesta insólita sin parangón en el mundo. Surgió en 1.847 al hacerse efectiva la unión entre los pobladores de Quiebralomo y la Montaña. Tuvo su origen en la fiesta de los reyes Magos que los Quiebralomeños tenían como gran tradición desde el siglo XVI y en la cual estaban mezcladas formas culturales de origen español y africano. A dicha fiesta, el indígena de la montaña aporta elementos fundamentales de sus dos cultos ancestrales, el culto a la tierra simbolizado en el “guarapo” y su recipiente el “calabazo”, y el culto al sol, evocado en los faroles y en los rasgos felinos propios del jaguar, animal sagrado que simboliza al astro rey, rasgos perpetuados en la efigies del diablo del carnaval.
El diablo del Carnaval es un diablo inspirador porque incita a la convivencia, a la armonía y a la confraternidad, al disfrute pleno de los sentidos.
La festividad gira alrededor de la palabra, pues los “decretos” son críticas a las situaciones que se presentan en en el municipio. Desde la parte del carnaval como tal, las cuadrillas son grupos de 18 a 20 personas que organizan su disfraz y hacen unas presentaciones de su propio bolsillo, con costos que puede ascender a los 800 millones de pesos por día.
Se estima que entre 28 a 30 mil habitantes de la zona urbana y unos 35 mil en la zona rural se unirán a los festejos. Se calcula igualmente, que unos 25 mil visitantes de otras zonas del país llegarán a disfrutar del Carnaval.
El Diablo que será quemado al cierre del carnaval será también nuevo, tendrá una altura de 4.5 metros.

 

EL DIABLO DEL CARNAVAL

No es un Diablo religioso, ni tampoco es una fiesta anticristiana. El Carnaval no toca la religiosidad de los hombres. Es un estado anímico heredado de la tradición cultural aborigen y de la mezcla de culturas y razas que vivió la parte occidental de lo que hoy se llama Caldas.
El Carnaval de Riosucio es la demostración de la cultura de un pueblo, que se formó con la integración indígena, la negra africana y la blanca europea, cultura muy especial que ha tenido representantes en todos los géneros de la creación artística y espiritual

 

From January 4th to 9th
RIOSUCIO’S CARNIVAL, A UNIQUE EVENT IN THE WORLD
This year it returns with all of its splendor and colorfulness to worship a “good devil” represented by the joy and good wishes of all of them who live and enjoy the festivities.
According to experts this is an unusual festivity with no comparison in the world. It arose in 1847 when settlers from “Quiebralomo” and “La Montaña” joined together. It is originated from the “Three Wise Men festivities” that people from “Quiebralomo” celebrated since the XVIth century, with a mix of Spanish and African traditions. The mountain native provided fundamental elements from both its ancestral cults: to the Earth (symbolized on “guarapo” and its container, “calabazo”); and to the Sun (evoked by lanterns and feline features coming from the jaguar, a sacred animal that symbolizes the said star).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here