Inicio NOTAS Personaje Don Rodrigo Ramírez, el tallador de sueños

Don Rodrigo Ramírez, el tallador de sueños

1104
0
Por: Ángela Morales Chica

El paso tiempo no parece hacer estragos en la humanidad de don Rodrigo Ramírez. Desde que llegamos nos dijeron que debíamos conocer a este personaje pues es un icono de El Cairo, municipio localizado en el extremo norte del Valle del Cauca. Nos advirtieron que no parece tener la edad que tiene y quedamos sorprendidos al comprobarlo una vez entramos a su taller. De los 90 abriles que ya cumplió, a lo sumo se habrá gastado 70, porque la vitalidad que demuestra deja boquiabierto a cualquier persona que no conozca de su casi centenaria y brillante hoja de vida como artista de la madera.
Don Rodrigo, a sus noventa años de vida, está detrás de su mesa de trabajo, con un delantal azul gastado por el paso del tiempo y rodeado de fotografías que lo devuelven a aquellos momentos de juventud, cuando apenas empezaba con esta pasión de tallar la madera para convertirla en verdaderas joyas que hoy decoran no solo su hogar sino los de cientos de vallecaucanos y colombianos de otras latitudes.
Cuenta que, a sus 15 años, cuando su hermano mayor se iba a casar, le pidieron el favor que fuera él mismo quien hiciera los muebles para su nuevo hogar pero que los quería tallados. «Yo le dije que yo no sabía tallar, pero él me llevó a Pereira a una mueblería para que mirara. Yo puse mucho cuidado y de ahí para acá empecé a hacerle y claro, con el paso del tiempo he mejorado?.
Nació en Aguadas, Caldas; se crió en Santa Rosa de Cabal, donde empezó lo básico del trabajo en madera y llegó en 1949 a El Cairo, municipio que ama y que afirma es muy tranquilo. Nos invita sin pensarlo dos veces a conocer su casa, convertida en un museo en el que colecciona sus piezas más preciadas. Camas, juegos de sala, chifoniers, cuadros y marcos rodean las paredes azules de su casa de dos pisos ubicada a una cuadra del parque y que comparte con su esposa y su hijo.
Asegura que no tiene ni idea sobre la fórmula secreta para mantenerse tan conservado y con tan buena salud. «La pasión por lo que hago y el buen ánimo en el trabajo, me dan el oxígeno necesario para vivir con alegría? agrega don Rodrigo quien fue objeto de un reconocido homenaje por parte de la alcaldía de El Cairo, durante la realización de la Octava Versión del Festival de la Cultura por la Paz que se cumplió recientemente en esa localidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here