Inicio NOTAS Actualidad Esperanza González Uribe y su ¨sinfonía en el Valle del Cocora¨

Esperanza González Uribe y su ¨sinfonía en el Valle del Cocora¨

1199
0

Por: GEROSS

Inspirada en la exuberancia que ofrece una de las maravillas naturales de Colombia, El Valle del Cocora en jurisdicción de Salento Quindio, la artista bogotana Esperanza González Uribe, asegura que desde la primera vez, sintió que estaba ante una mágica manifestación de la naturaleza. Después percibió una absoluta neblina y comenzó a notar como empiezan a formarse una especie de agujeros azules en el cielo y de pronto a lo lejos una pequeña palmera, y a continuación tres, diez más. cientos de palmas de cera. de diferentes tamaños van apareciendo como los sonidos de una sinfonía
«Allí tomé muchas fotografías, realicé bocetos, dibujos en lápiz y sanguina, acuarelas y oleos en pequeño formato. A partir de ellos, en mi taller, y escuchando las sinfonías de Beethoven, Mozart, Schubert y otras, he realizado esta serie de mi obra «SINFONÍA EN EL VALLE DE COCORA sostiene la pintora, al destacar que toda su labor artística ha girado en torno a la naturaleza. Su mayor fuente de inspiración: la belleza de todo lo que la rodea.
Varias de sus obras pertenecen a colecciones privadas en Colombia, Canadá, Francia, Inglaterra, Perú, Chile, USA, Venezuela, España y Bélgica.

La obra de la artista bogotana Esperanza González Uribe, analiza el paisaje colombiano con ojos de libertad, de limpios infinitos, de cielos bien abiertos y de colorido lleno de oxígeno. Ella sabe cómo dar nuevo sentido a la flor, a la palma y a los múltiples verdes de nuestra montaña. Ante sus cuadros el espectador viaja hacia el fondo de ellos encontrando siempre gratos efectos de tonalidades bellas y pinceladas en  miniatura que llenan un espacio que se abre generosamente. La policromía de nuestra flora se refleja enriquecida en cada jardín que pinta la artista. El tema es simplemente una excusa para hacer pintura, para disfrutar la riqueza colorística de la naturaleza y de su capacidad creativa, para hacer de la pasta material una limpia y preciosa obra de arte.

LIBE DE ZULATEGI Y MEJÍA.
Ha sido común, al menos desde la mitad del siglo XIX, esta popular y certera definición del Arte: «Naturaleza más Hombre igual a Arte?. Parece que la pintora colombiana la ha hecho suya pues, resumiendo su obra la aplica en cada cuadro.
Ahora pinta palmeras, esas que ascienden con vertical orgullo hasta que se despelucan en lo más alto. La pintora trata los grupos de palmeras como si fueran una sinfonía bajo el claro cielo de su tierra. No se trata solamente de representar ese juego de orgullosas y graciosas verticalidades: el paisaje lo pone la Naturaleza, por supuesto; pero lo elige Esperanza González Uribe y es ella la que le agrega la dulzura con que se nos suelen presentar.
Francisco Gil Tovar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here