Inicio Actualidad El Gallito de Roca, porte y elegancia en su vuelo y su...

El Gallito de Roca, porte y elegancia en su vuelo y su bella estampa

1735
0
EL Gallito de Roca (Rupicola peruvianus). Cock-of-the Rock - Fotos Juan Carlos Noreña.

Común en bosques húmedos cerca de cañadas y ríos. Hacen lek para reproducirse. Se encuentra en las tres cordilleras colombianas -entre los 350 y 2400 msnm. desde Venezuela hasta Bolivia por los Andes.

 

Por: Fabio Castaño Molina.  
Seducidos por la imponencia de su tamaño, la elegancia de su vuelo y el brillo rojizo e intenso de sus alas, fui testigo de excepción de uno de los espectaculos más maravillosos y emocionantes que puede ofrecer la naturaleza al ser humano: apreciar muy de cerca el encanto del Gallito de Roca, una ave que si bien es cierto no es endemica de nuestro país, porque sobrevuela también los cielos de otros países de centro y surámerica, cautiva con su presencia y estridente trinar a quienes van en busca de su hábitat en diferentes zonas del Paisaje Cultural Cafetero que abarca 47 municipio de Caldas, Quindio, Risaralda y Norte del Valle del Cauca.
El Parque Regional Santa Emilia en jurisdicción del municipio risaraldense de Belén de Umbría, administrado por la Corporación Autónoma Regional de Risaralda -CARDER,  es uno de los sitios privilegiados para apreciar el Gallito de Roca, que descresta con su cresta tan particular, la que irónicamente  se asemeja a los peinados de las mujeres más  encopetadas de nuestra alta sociedad, tras acudir a las salas de belleza. Gracias al porte de esa cresta imperturbable por el viento y su plumaje escarlata entretejido con otros tintes grises y oscuros, me atrevería a calificar el Gallito de Roca como la más digna representante de la aves en los principales cocteles de gala que ofrece la alta sociedad.
Fue precisamente en Santa Emilia, donde pude vivir esta experiencia única al lado de expertos avistadores como Juan Carlos Noreña, Ever y Rubén Jaramillo. Estos dos últimos moradores de la zona y reconocidos guía quienes nos mostraron todo el encanto y riqueza que tiene esa reserva ambiental en materia de aves, y de manera particular el Gallito de Roca o Gallito de las Rocas, como es conocido en el Perú, donde fue declarada ave nacional.
Luego de unas tres horas de caminata  desde el Centro de Visitantes que tiene la CARDER en ese lugar, y tras haber  transitado en medio de bellos senderos, disfrutar de un gran mirador en madera y haber ascendido en medio de una gran cascada por una difícil ladera, llegamos al «Teatro de los Sueños» o centro de avistamiento del Gallito de Rocas. Nuestros guías nos anticiparon que el lek o cortejo del  grupo de Gallitos, se iniciaría  hacia las 3:30 de la tarde, y así se cumplió.  3 y 25 pm, y la función comenzó con las ruidosas vocalizaciones que caracterizan a estos pájaros. Al poco tiempo como diminutos aviones de Avianca, comenzaron a sobrevolar la zona y a posarse con su colorida estampa roja y llamativa cresta  en los ramales de los árboles. Primero, uno. Luego dos. Tres. Y al poco tiempo creo que fácilmente por el gran ruido que escuchabamos y la forma como sacudían los árboles, eran entre 15 y 20 los que nos ofrecían un gran espectaculo o lek, que no es otra cosa que el cortejo que los reune para demostrar cuál es el gallo que tiene mayor peso y poder  para conquistar a las hembras.

 

  • PARA TENER EN CUENTA:
    Las características más relevantes del Gallito de Roca:
    Tamaño mediano supera los treinta y dos centímetros de longitud.
    El plumaje del macho es sumamente colorido o intenso, con sus tonos entre el rojo y el naranja y con las patas, el pico y los dedos de color amarillo.
    Aunque tanto macho y hembra tienen la cresta en su cabeza, esta es mucho más grande en el sexo masculino, siempre extendida y erecta que pareciera taparles el pico.
    El color de la hembra del Gallito de Rocas es un color oscuro a la vez que pardo, esta tiene una cresta más chiquita pero, ambos sexos cuando vuelan lo hacen de forma rápida y vigorosa.
    Emiten vocalizaciones en la temporada de celo en la que parece oírse una especie de ronquido que también se escucha si el ave se asusta o si está lejos de su territorio y es algo como si dejara uankk
    Otra cosa muy curiosa acerca del Gallito de las rocas es que es algo muy característico de las aves rupícolas el cortejo de los especímenes machos hacia las hembras reuniéndose o conformando un lek o como también se le designa, cantadero y es su cresta lo que supuestamente seduce  más efectivamente a las hembras.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here