Inicio NOTAS Actualidad El mejor motivo para disfrutar la semana santa en el eje cafetero

El mejor motivo para disfrutar la semana santa en el eje cafetero

27
0

TURISMO DE NATURALEZA Y BIENESTAR

La llegada de la vacuna anticovid19 a nuestro país ha permitido darle un nuevo aire de optimismo a los empresarios del turismo del Eje Cafetero y el país de cara a esta temporada de Semana Santa que se avecina. Para nadie es un secreto que la aplicación de la vacuna genera confianza entre propios y visitantes y que por ello mismo las expectativas en torno al número de personas que llegarán a la zona son muchísimo mayores a las generadas al año anterior cuando prácticamente el mundo se paralizó días antes de la Semana Mayor. Si bien es cierto la pandemia prevalecerá por otro buen rato, el asunto es que el panorama tiene un tinte más halagador para sectores como el hotelero, el gastronómico y el de la diversión y el relax que ofrecen los parques temáticos y naturales de nuestra región cafetera. El buen síntoma parte de la reciente temporada vacacional de fin y nuevo año, pues al decir de los empresarios del Paisaje Cafetero fue buena a la luz de la impresionante cantidad de viajeros que llegaron a la zona, superando incluso en ocupación las cifras que genera el turismo de mar en nuestro país. La masiva presencia de visitantes a municipios como Salento y Filandia en el Quindio, y Santa Rosa de Cabal en Risaralda, fueron la mejor muestra de ello.
El caso es que el Eje Cafetero está listo nuevamente con todo su encanto para esta temporada vacacional de Semana Santa. Existe consciencia entre sus empresarios que el acatamiento con rigor de los protocolos de bioseguridad es clave para generar confianza entre las partes. Los directivos de parques temáticos como el del Café, Recuca, Los Arrieros, Ukumarí y Consotá, tienen claro que el número de visitantes a esos lugares debe ser controlado.
La tienen también muy clara los viajeros que saben que encuentran en el turismo de naturaleza y bienestar que brinda a sus anchas esta región cafetera, el mejor atractivo para recorrerlo con prácticas como el ciclomontañismo, el senderismo, es cascadismo o el aviturismo, en el que somos potencia mundial gracias a la gran cantidad de aves que se pueden apreciar en la región.

LA IGLESIA Y SUS ACTOS RELIGIOSOS

El turismo religioso podrá disfrutar de otro tipo de atractivos como el de la belleza arquitectónica de muchos de nuestros templos o monumentos y miradores imperdibles como el Cristo Rey de Belalcázar, El Corredor Polaco de la Catedral de Manizales o el Museo Religioso de Aranzazu.

Las representaciones que suele ofrecernos la Iglesia Católica sobre La Vida, Pasión y Muerte de Jesús en la Cruz a través de procesiones multitudinarias y masivos actos en templos parroquiales en esta época de Semana Santa, seguirán por lo visto, siendo cosa del pasado. ¡No a las aglomeraciones!, es la advertencia permanente de las autoridades sanitarias para evitar nuevos brotes de contagio. Poblaciones como Salamina en Caldas, Pereira en Risaralda y Filandia en el Quindio, famosas por sus vistosas celebraciones religiosas, tendrán que reinventar, como la mayoría de los templos de la zona y el país, sus tradicionales actos. Ya muchos curas han acudido a la virtualidad que ofrece la tecnología digital para realización de sus actos litúrgicos y seguramente que así lo harán en esta oportunidad, máxime con el tema de las procesiones que por el asunto de las aglomeraciones no podrán ser posible por ahora. No obstante, el turismo religioso que acostumbra llegar a la zona, podrá disfrutar de otro tipo de atractivos como el de la belleza arquitectónica de muchos de nuestros templos o monumentos y miradores imperdibles como el Cristo Rey de Belalcázar, El Corredor Polaco de la Catedral de Manizales; El Museo Religioso de Aranzazu o la hermosa arquitectura y diseño interior de Basílicas como Nuestra Señora de la Pobreza en Pereira o Nuestra Señora de la Inmaculada en Salamina, entre otras.
En conclusión, la denominada “Nueva Normalidad” que nos impuso la pandemia no permitirá que la celebración de la Semana Santa, sea como tradicionalmente se ha hecho. Pero lo que sí está muy claro, es que gracias a la belleza y exuberancia de nuestro Paisaje Cultural Cafetero como Patrimonio de la Humanidad, aquí propios y extraños de manera permanente, podemos estar en comunión divina con la naturaleza. ¡Mejor encuentro con el Creador y con nosotros mismos, no podemos tener!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here