Inicio Actualidad Víctor Mendoza y su poesía crómatica

Víctor Mendoza y su poesía crómatica

466
0
Victor Mendoza

Geross
La tarea siempre ha consistido en convencerlo para que pinte delante de uno, pero cuando se anima, luego de beberse dos tragos de una helada cerveza, la tela blanca que ha pegado sobre una inmensa tabla que duerme siempre recostada a una pared, se va convirtiendo en una preciosa obra de arte que todo el mundo desea tener en su casa.
Nunca sabe qué aparecerá en ella. Un Quijote, un indio, una aborigen o una familia entera de motilones, una riña de gallos que danzan sobre los aires, una cabeza de caballo, Sancho panza, un pájaro o tres o diez enredados en dos ramas secas, una inmensa cascada que cae del cielo al mar rodeada de selváticos bosques o un exótico bodegón con guitarra montañera, o un campesino que saborea un exquisito café quindiano o una escena campesina de olla que se prende con cuatro secos leños, van llegando brochazo a brochazo, trazo a trazo, a esa lona que se prepara para albergar para siempre una poesía cromática que ha estado incrustada desde siempre en su subconsciente y que por culpa de la magia de sus manos cuando intervienen la tela, pone a nuestra asombrada consideración. Víctor, ese artista quindiano que no alardea, no posa, no presume, es un artista que merece respeto y admiración. No aparece en las portadas de las revistas de arte ni en los diarios, pero se da el lujo de manejar una técnica que muchos de los pintores y artistas que sí lo hacen, le envidian. Juega con los colores, los óleos, los acrílicos, los lápices o cuanto material tenga frente a sus manos y ojos, fabricando decenas de ilusiones que tienen sentido para nuestras fantasías culturales.
Muchos lo comparan con Don Alejandro Obregón, porque sus pinceladas son libres, descaradas, crudas, veloces, agresivas, temerarias y fuertes, pero precisas.
Su mundo le gusta a todo el mundo. Sus obras, todas, le llegan a los espectadores todos. Es un creador que dada su impresionante habilidad para hacer tantas fantasías, está en capacidad de satisfacer todos los gustos. He ahí su fascinante valor.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here