Inicio Actualidad 500 pesos de hierbabuena

500 pesos de hierbabuena

493
0

Diabetizan, uña de gato, pasuchaca, rompequistes y raizan. Todos esos nombres en pequeñas cajas de colores organizadas en una vitrina. Los diferentes tonos de verde, amarillo y azul llaman mi atención, junto a las múltiples hierbas que veo sobresalir de uno de los puestos centrales de la Plaza de Mercado Los Fundadores en Santa Rosa de Cabal.

Pero los colores no son los únicos que inundan el lugar. También el olor fuerte guía mi olfato hasta encontrarse con el local de don Libardo, el yerbatero, quien trabaja hace más de 24 años con las plantas y la medicina alternativa. La hierbabuena, el perejil, el apio y la caléndula, una flor amarilla que resalta entre los diferentes verdes, son los primeros productos que puedo tocar al acercarme al lugar. La cliente que está en este momento le pide 500 pesos de perejil y, después de un agradecimiento tímido, se retira para continuar con sus labores. Quedo sorprendida ante tal cantidad de elementos, pero don Libardo y su gran sonrisa me reciben como una más de la familia.

“En esta plaza llevo más de 20 años, pero alcancé a trabajar con mi madre en Pereira, allá en la galería que quedaba donde ahora está el Victoria. Desde que estaba pequeño crecí en este mundo y siempre he creído que lo importante no es vender el producto, sino saber para que sirven todos y ofrecerle lo mejor a los clientes”. Don Libardo dice que trabajar con su madre desde niño fue la mejor enseñanza, porque así puedo conocer las propiedades de cada planta y sus nombres, mientras aprendía a leer y escribir en los primeros años de la escuela.

Mientras agarra un poquito con el máximo cuidado, cuenta que el hinojo sirve para personas que alimentan bebes, porque ayuda a que baje el alimento; la hierbabuena para personas con estrés o que tengan gripa muy fuerte; el perejil para la circulación, pero aclara que el que él vende no se usa para la comida; la morera para el reflujo y la alfalfa, la más costosa y la más difícil de conseguir, tiene calcio y sirve para las personas que sufren de anemia.

No está seguro de la cantidad de plantas que tiene. Cree que más o menos son 290 clases, de las cuales la más vendida es la caléndula, porque sirve para problemas digestivos y para desinflamar heridas. Le llevan los productos cada lunes y miércoles, y cuando su hijo sale de la escuela y ha hecho las tareas, es la mejor compañía que don Libardo puede pedir. “A todos nos gusta trabajar aquí, porque sabemos que le ayudamos a las personas que creen en la medicina alternativa con los productos que les ofrecemos”, finaliza don Libardo mientras me echa en una bolsa negra 500 de hierbabuena.

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here