Inicio NOTAS Personaje José Osorio Ospina, su obra es la inspiración que representa la intimidad...

José Osorio Ospina, su obra es la inspiración que representa la intimidad de la mujer

1556
0

El lenguaje descomplicado y su forma de vestir, están a tono con la sencillez que en el trato ofrece a sus interlocutores José Osorio Ospina, el pintor nortevallecaucano que hace más de dos décadas echó raíces en Nueva York como parte de un movimiento que el mismo califica de invasores y del que también hacen parte otros artistas latinoamericanos y europeos dedicados no solo a la pintura, sino también a la escultura, a la música y la poesía.
El hecho de poder vivir juntos en una especie de inquilinato del arte ubicado en el bajo Manhattan, nos quita la preocupación y los afanes de tener que estar esclavizados al pago de una onerosa renta e incluso al costo de los servicios básicos.
¨Sobrevivimos, y eso es lo que importa¨ dice Osorio, al asegurar que este tipo de desapegos de alguna manera lo blindan ante el hecho de no ser un artista comercial, de fama o gran reconocimiento en las principales galerías, por lo que ratifica, que no es su prioridad el convertirse en un artista vendedor o de grandes exhibiciones.
La vena artística de José Osorio, oriundo de Trujillo – Valle, pero con nexos muy profundos con la zona cafetera, en especial Pereira donde reside su familia, es innata y fuente de su profunda pasión por el arte, algo que sostiene, siempre ha tenido, tiene y tendrá hasta el final de su existencia.
Al referirse al estilo de su obra, que por estos días expone en el Museo de Arte de Pereira, expresa que está matizado primordialmente en oleo sobre el lienzo, aunque también lo disfruta en carboncillo, acuarela y pastel.
La mujer y todo lo que ella representa, se ha convertido en su musa inspiradora. Sus pinturas son el reflejo de la alegría, la tristeza, la pasión y todo lo que rodea el universo femenino en posición fetal. ¨El artista debe orientar su creación hacia lo que verdaderamente lo emociona y a mí me emociona la mujer. Pictóricamente, mi pasión está alrededor de ella¨, advierte Osorio.
Sostiene que la formación académica no ha estado en sus prioridades, porque cuando se introdujo en ella para mejorar, se destrozaron muchos de sus conceptos. ?Tengo claro que para aprender hay que desaprender. Es la forma de encontrar mi libertad, por eso carezco de reglas y conceptos. Voy para atrás en la búsqueda de una esencia más pura, una nada absoluta que pueda plasmar en el lienzo. Su amor por el paisaje cafetero, que visita con frecuencia, lo tienta a convertirse en pintor paisajístico, pero aún no se decide.
José Osorio Ospina, retornará muy pronto a Nueva York donde asegura encuentra los verdaderos nutrientes de su ser artístico que lo aproximan no solo al conocimiento de grandes autores de la historia como Vicent Van Gogh, Davinci o Vélasquez, sino porque allí además encuentra todas las posibilidades de acercarse al teatro, la opera y el buen cine.

SUS TRAZOS
Una de las primeras impresiones al ver la pintura de este hombre nacido en 1957 pero habitante de Nueva York desde 1989 es el carácter que tienen sus trazos: firmes y asertivos pero aún así espontáneos e intuitivos. Estamos ante un creador que sabe lo que quiere plasmar en el lienzo y no de una manera geométrica o calculada, que nunca sacrifica la emoción del acto creativo. Dentro de sus lienzos podemos ver fragmentos de mujeres, entre líneas y colores De alguna manera su pintura es una repetición y proyección de las caricias del amante, una experiencia táctil, epidérmica e íntima; un bello homenaje a la belleza de su objeto de afecto. Nanda Osorio.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here