Inicio NOTAS Lugares Sandra Valencia Becerra. El paisaje cafetero, la mejor zona del mundo para...

Sandra Valencia Becerra. El paisaje cafetero, la mejor zona del mundo para el MTB

1053
0
Foto: Julián Madrid
Sandra Valencia Becerra,
Es odontóloga especializada en ortodoncia, pero lleva el ciclomontañismo en sus venas desde hace más de 15 años, hasta el punto de lo que ha vuelto un ritual casi sagrado en su vida, pues ha hecho de esta disciplina más que una profesión, una pasión de vida.

Nos referimos a Sandra Valencia Becerra, una manizaleña de 32 años de edad que hoy brilla con luz propia en el concierto nacional e internacional, no propiamente por su labor en la odontología sino porque gracias a esa desbordada pasión por la bicicleta en la que ha recorrido los más bellos y alucinantes paisajes del Eje Cafetero y de otras zonas del país y del mundo, es reconocida como una de las grandes exponentes de modalidades como el Enduro, en la que ha logrado coronarse cam-peona de torneos nacionales, regionales y locales durante los últimos años, destáncandose además en otras disciplinas como la ruta, la pista, el cross country y el down hill.

“La bicicleta es una pasión increible. Manizales, Caldas y el Eje Cafetero en general cuentan con los mejores lugares del mundo para practicar el ciclomontañismo”, sostiene sin vacilación Sandra Valencia,al precisar que son muchos los caminos que ha transitado con su bicicleta en zonas llenas de magia y encanto como Salento en el Quindio, con su mítico camino de “Alegrías”, o rutas como La Línea y el Ocho.  Manizales también cuenta con  lugares increibles para los ciclomontañistas  como La Elvira, los Caminos de Bisoño, Colibrï, el Chulo, la Densa, Morenita y muchisímos más imper-dibles para quienes tenemos esta pasión de disfrutar nuestros paisajes con un deporte tan saludable como el que nos ofrece la bicicleta.

Anota que muchos de esos caminos invisibles, son senderos naturales que buscan preservar y promocionar a través del programa social-ambiental  “Abriendo Caminos”  que li-dera  uno de sus grandes amigos y promotores de esta practica conocido como  “Chigüiro”. Se trata de una iniciativa que nos compromete a todos los que hacemos estos recorridos, para que seamos amigables con el entorno que nos ofrecen los caminos.  Muchas veces atravesa-mos los patios, las casas y las fincas de gente campesina que es muy cordial con nosotros. Por eso respetamos sus predios, sus cultivos y sus animales siendo muy cuidadosos al atraversarnos con nuestras bicletas.

Concluye Sandra Valencia este diálogo invitando a la comunidad en general y al turismo en especial, para que disfruten plenamente las numerosas rutas que ofrece el Paisaje Cultural Cafetero para quienes hacen ciclomontañismo, pero para que lo hagan de manera res-ponsable con la preservación del ambiente. Montar en bicicleta en medio de tanta belleza y exuberancia paisajística es la mejor terapia que uno pueda tener, no solo para su salud fi-sica, sino también emocional y mental.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here