Inicio NOTAS Actualidad Aviturismo en Caldas, un gran vuelo para el departamento y la región!

Aviturismo en Caldas, un gran vuelo para el departamento y la región!

5
0

En términos comparativos el departamento de Caldas posee la misma cantidad de especies de aves que todos los Estados Unidos y casi 100 especies de aves más que Costa Rica

por: Juan Diego Giraldo

El turismo de avistamiento de aves viene creciendo a pasos agigantados en nuestro país…, y como no hacerlo! Nuestra ubicación estratégica dentro del continente, tres cordilleras con sus valles interandinos, dos mares y el paso obligado para un enorme número de especies migratorias nos convierten en el primer país en diversidad de aves en el mundo y por ende en el destino ideal para quienes vienen en busca de estas joyas aladas. Si a todo esto sumamos que contamos con dos de los 25 «HOT SPOTS» o sitios de mayor diversidad biológica existentes a nivel mundial (Tumbes – Chocó – Magdalena y Andes Tropicales) y que estos dos confluyen en el departamento de Caldas, entonces nos encontramos con uno de los mejores destinos para observación de aves en Colombia y el mundo!
Gracias a la labor del Servicio Nacional de Aprendizaje SENA a través de su programa de especialización en guianza de observación de aves, apoya el proyecto de desarrollo de nuevas rutas en el departamento involucrando 11 municipios, con cerca 950 especies que equivalen al 48% de las aves de Colombia y que incluye casi la mitad de las 87 que son endémicas en nuestro país.
En Caldas poseemos una gran diversidad altitudinal que va desde los 150 msnm y hasta los 5.300 msnm, esta gran riqueza representa casi todos los pisos térmicos de nuestro país dándonos posibilidades únicas de avistamiento de especies endémicas y casi endémicas. En términos comparativos el departamento de Caldas posee la misma cantidad de especies de aves que todos los Estados Unidos y casi 100 especies de aves más que Costa Rica la cual percibe ingresos de varios millones de dólares al año solo por observación de aves sin la fortuna; a diferencia nuestra, de poseer especies endémicas lo que nos permite desarrollar tours de dos semanas de observación con la posibilidad de extensiones de una semana a lugares aledaños al Paisaje Cultural Cafetero como el Cerro Montezuma en el Parque Nacional Natural Tatamá y el Santuario de Fauna y Flora de Otún – Quimbaya, ambos en Risaralda, con una oferta hasta de casi mil especies en la totalidad de 3 semanas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here