Inicio NOTAS Actualidad Las joyas naturales del Paisaje Cultural Cafetero

Las joyas naturales del Paisaje Cultural Cafetero

13
0

En los pueblos del Paisaje Cultural Cafetero Colombiano -PCCC, las transiciones entre lo urbano y lo rural aportan gran belleza escénica al paisaje. Las últimas casas de los centros poblados se desvanecen en el contorno ondulado donde inicia el dominio del verde. Luego aparecen las texturas homogéneas y ordenadas de los cafetales, surcan las laderas acompañadas de matas de plátano, árboles frutales, caña de azúcar, maíz y fríjol y mezclados con guayacanes, yarumos, cedros y guadua, ceden ante los bosques andinos.

Por: Carolina Saldarriaga Ramírez
Investigadora y docente, Universidad Santo Tomás

En el PCCC dos atributos importantes son la riqueza hídrica y el patrimonio natural, representados en las áreas naturales protegidas que resguardan valores ecosistémicos de gran importancia para la región y el país, así como en los parches de bosque que acompañan las áreas de producción agropecuaria de nuestro paisaje. En la zona existen áreas naturales de varias categorías reconocidas por el estado colombiano: parques nacionales, reservas de la sociedad civil, parques regionales, distritos de conservación, entre otros. En todos ellos se resalta el histórico esfuerzo para conservar la riqueza natural que los compone. Para Destino Café, hemos hecho una pequeña selección que nos permitirá comprender el valor de estas áreas y lo que nos podremos encontrar en una visita.

Parque Nacional Natural Los Nevados
Entrando por Manizales podemos ver en días despejados la cumbre del nevado del Ruíz. Si estamos de suerte podremos ver también los nevados Santa Isabel y El Tolima. Esta área de importancia estratégica para el PCCC, es la cuna del agua que toman más de dos millones y medio de personas que habitan la región y que abastece también los procesos productivos del café. Este parque es la casa del Cóndor de los Andes, la Danta de Páramo y El Oso de Anteojos. Allí podrá ver la majestuosidad de las cumbres nevadas, la espectacular transición de los bosques subandinos, altoandinos y de niebla, hasta llegar al páramo y las nieves perpetuas; en el camino podrá conocer un grupo cultural representativo de la región: los paramunos, cuyas prácticas de vida, gastronómicas y sus formas de vivienda, son evidencia de la capacidad creativa humana para habitar entornos complejos.

Parque Nacional Natural Tatamá
Desde múltiples lugares de la región se puede observar en el horizonte, hacia el occidente, una línea montañosa que cruza el paisaje y en medio de ella, una cumbre muy peculiar que llamamos Tatamá (palabra Embera Chamí que significa ‘abuelo de los ríos’). Este parque alberga una gran cantidad de especies de flora y fauna endémicas. Sus bosques tupidos dan cuenta de la complejidad ecosistémica andina. Actualmente el Parque Nacional Tatamá se encuentra cerrado al público, debido a la alta fragilidad ecosistémica que tiene la zona, pero puede ser contemplado desde la distancia. Existen varios lugares para apreciar el Tatamá, hoy queremos recomendar dos:
Por Balboa (Risaralda) podrá hacer un paseo en moto, en jeep o en carro. Pasará por la vereda Tambores donde podrá observar dos paisajes contrastantes, el Valle abierto del río Risaralda trazado por perfectas cuadrículas de caña de azúcar, cruzadas por el río Risaralda; y a mano derecha un cañón formado por el mismo río cuya ruta nos dirige la mirada hacia el Tatamá. Llegará al mirador de Balboa y allí podrá apreciar a lo lejos la imponente montaña y el paisaje del Valle del Cauca.
Si quiere estar más cerca puede ir al municipio de Santuario (Risaralda), tomar un jeep y desplazarse al Distrito de manejo integrado Planes de San Rafael, allí lo recibirá una comunidad organizada que administra el centro de visitantes, una preciosa casa construida en arquitectura tradicional de bahareque desde donde podrá recorrer con guías locales varios senderos que lo llevarán a una zona limítrofe del Tatamá.

Distrito de conservación de suelos Barbas Bremen
En Barbas Bremen se desarrolló uno de los más ambiciosos proyectos de restauración y conectividad ecológica del país. El Instituto de Investigaciones Ambientales Alexander Von Humboldt lo escogió para llevar a cabo una prueba piloto que resultó un éxito. Allí podremos recorrer bosques representativos de la zona andina. Podremos caminar por senderos de baja y media dificultad y disfrutar del río Barbas. Al inicio del recorrido nos recibirá una bonita comunidad que ofrece deliciosos platos típicos de la región.
Además de estos, los invitamos a recorrer también en el PCCC el Parque Nacional Natural Las Hermosas, El Parque Regional Natural Ucumarí junto al Santuario de Flora y Fauna Otún Quimbaya, y las más de 30 áreas naturales protegidas organizadas en el Sistema Regional de Áreas Naturales Protegidas SIRAP.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here